Olores que odian los perros

Los perros tienen un sentido del olfato agudo, tanto asi que pueden oler rastros de drogas, o personas desaparecidas durante días. Sin embargo, hay olores que odian los perros. Sabías que hay hasta 250 millones de células sensoriales olfativas en la nariz del perro, lo que significa que los perros pueden detectar rastros de olor que los humanos no pueden. 

El sentido del olfato de los perros es tan bueno que pueden oler presas a kilómetros de distancia, víctimas de avalanchas enterradas o explosivos, solo por nombrar algunos. Los perros pueden incluso olfatear enfermedades como el cáncer o advertir sobre convulsiones causadas por asma, diabetes o epilepsia.

Olores que odian los perros

Descripción general: Olores que odian los perros

Ya sean ciertos alimentos, productos de limpieza o un nuevo perfume, hay muchos olores que los perros encuentran repulsivos. Estos incluyen lo siguiente:

Frutas cítricas como naranjas, mandarinas, pomelo, limas o limones

Las frutas cítricas se pueden encontrar en muchos hogares porque tienen un sabor delicioso y son saludables. El aroma de naranjas o limones también se utiliza en numerosos productos de limpieza y cuidado corporal. El aroma de los cítricos da cierta frescura y una sensación de pureza, por lo que es un placer usarlo. 

Para los perros, en cambio, el olor a cítricos es sumamente desagradable. La acidez de los cítricos puede dañar las sensibles mucosas de su súper nariz. Los perros pueden tener problemas gastrointestinales con las frutas cítricas. Es por eso que generalmente se mantienen alejados de los limones y similares.

Vinagre

El vinagre y los alimentos o productos de limpieza que contienen vinagre tienen un olor muy intenso para el sensible olfato de los perros e incluso pueden irritar sus mucosas. Los perros huyen del olor acre. Es por eso que muchos remedios caseros para evitar que un perro muerda muebles o defequen en un sitio, incluyen como ingrediente el vinagre.

Amoníaco

Para la nariz humana, el amoníaco huele a orina. Los perros perciben el olor desagradable a amoníaco más complejo y pueden tener largos ataques de estornudos. El amoníaco se encuentra en los fertilizantes, por ejemplo.

Aceites esenciales

Los aceites esenciales que se vierten en el difusor de aromas, por ejemplo, pero también las hierbas aromáticas como la albahaca, la lavanda o la menta son muy desagradables para los perros. Las velas aromáticas y las velas anti-insectos también contienen aceites esenciales.

Bolas de naftalina y tiras de polilla

Olores que odian los perros

Las bolas de naftalina tienen un olor distintivo que es difícil de quitar de la ropa. Este olor es causado por el paradiclorobenceno. En el pasado, se usaba para el típico olor a naftalina. Para los perros, los productos antipolillas huelen asqueroso. Por cierto, el paradiclorobenceno y el naftaleno son perjudiciales para la salud y el medio ambiente. Así que los perros mantienen la distancia con razón.

CONSEJO: Como alternativa a las dañinas bolas de naftalina, puedes usar bolsas de lavanda y guardarlas en el armario. Para que no pongas en peligro tu nariz peluda.

Especias picantes

El chile, el pimentón picante o la pimienta pueden irritar la nariz sensible del perro y provocar ataques de estornudos y secreción nasal. Otras especias como el clavo y la canela tienen un olor desagradable para los perros e incluso pueden ser venenosas para los animales. Después de cocinar u hornear con estas especias, debes lavarte bien las manos antes de acariciar a tu amigo de cuatro patas.

Ajo, cebolla y puerros

Los aromas que aportan el ajo y la cebolla no deben faltar en ningún plato. Sin embargo, si pudieras preguntarles a los perros sobre ellos, no querrían tener absolutamente nada que ver con estos olores. La razón: el ajo, la cebolla y demás son venenosos para los perros. Se encuentran entre los alimentos que no pertenecen a los tazones para perros.

Perfumes 

Estos contienen alcohol y aceites esenciales que como mencionamos anteriormente, no son del agrado de un perro, los productos de limpieza también pueden contener aceites esenciales, amoníaco o vinagre, y a los perros no les gusta ninguno de estos aromas. 

Los perros se acostumbran al hecho de que a las personas les gusta oler «bien» y usar geles de ducha, cremas o perfumes; cuánto se acostumbren depende mucho de cada animal.

¿Qué hacen los perros cuando no les gusta un olor?

Olores que odian los perros

Los perros muestran claramente cuando «algo huele mal» para ellos. Estos comportamientos incluyen:

  • Levantar los labios
  • Ojos entrecerrados
  • Bufido
  • Estornudos (puede terminar en un ataque de estornudos violentos)
  • Frotar el hocico (por ejemplo, en muebles, en el suelo o con la pata)
  • Descarga de la nariz (en caso de irritación de las membranas mucosas)

En conclusión, los perros tienen «súper narices» reales y pueden oler mucho mejor que los humanos. A los perros no les gustan algunos olores como el vinagre o los cítricos y pueden  reaccionar a algunos olores intensos resoplando o estornudando e incluso pueden irritar sus mucosas nasales al contacto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...