Mastín

Es en la fuerza donde reside la tranquilidad: a pesar de su enorme fuerza física, la verdadera fuerza del Mastín no está en sus músculos, sino en su temperamento tranquilo.

Este perro robusto y masivo observa y evalúa su entorno cuidadosamente en lugar de actuar de inmediato. Los comportamientos impulsivos e incluso agresivos no son parte de la naturaleza de este gentil gigante.

Características del Mastín, un perro absolutamente impresionante

A pesar de su carácter bien intencionado y dulce personalidad, lo cierto es que el Mastín Inglés integra la lista de perros peligrosos en algunos países europeos. Sin embargo, este no es el caso en Portugal y probablemente por buenas razones.

El miedo a que surjan perros de esta raza es, sin duda, mucho más el resultado de su apariencia que de su personalidad. No hay duda de que la cabeza y las mandíbulas del mastín inglés imponen respeto.

Además, un salto o un movimiento repentino puede tomar a una persona con la guardia baja y, naturalmente, causarle daños. Por lo tanto, estos perros deben recibir una educación y socialización constante para que conozcan y dominen su fuerza.

Uno de los perros más grandes del mundo

Con una altura a los hombros que puede alcanzar los 90 centímetros y un peso de hasta 100 kg, el Mastín es sin duda uno de los perros más grandes y pesados ​​del mundo.

Según la FCI (Federación Cinológica Internacional) el Mastín pertenece al grupo 2, sección 2: Molosoide. La descripción de la raza no define el peso deseado, ya que el énfasis está en la proporción corporal y la salud del animal.

Por lo tanto, estos perros no deben tener sobrepeso y el cuerpo debe estar equilibrado. Idealmente, el mastín debe tener un cuerpo grande, de complexión fuerte y músculos bien definidos.

Récord mundial: El Mastín Aicama Zorba La-Susa pesaba, en noviembre de 1989, 155,58 kg y medía 95 cm. Así, Zorba entró en el libro Guinness como el perro más pesado del mundo.

La apariencia masiva y poderosa del Mastín

El pelo corto, liso y ceñido del mastín resalta sus músculos. Por otro lado, los labios caídos, las orejas insertadas en la parte alta del cráneo y la frente arrugada resaltan el aspecto cuadrado de la cabeza de este enorme animal.

El cuello bien musculoso, cuyo ancho es ligeramente menor que la circunferencia de la cabeza, refuerza a los imponentes mastines.

Finalmente, el color del pelaje del Mastín varía desde albaricoque, leonado o atigrado. Sin embargo, el pelo alrededor de la nariz, el hocico y las orejas debe ser negro.

Es este contraste el que forma la máscara típica de los perros de esta raza. Demasiadas manchas blancas en el tronco, el pecho o las patas son inaceptables para el estándar de esta raza.

Mastín: un perro impresionante y tranquilo

Carácter y personalidad del Mastín

El mastín tiene una alta tolerancia a los estímulos. Así que los ruidos, situaciones inesperadas u otros animales no perturban a este grandulón.

De hecho, la tranquilidad, la capacidad de autocontrol y la alta sensibilidad le valieron el sobrenombre de «gigante apacible» en Inglaterra, de donde es originaria esta raza.

Estas características no solo hacen que estos perros sean excelentes compañeros para una familia, sino que también los indican para trabajar como perros de apoyo terapéutico.

A diferencia de sus predecesores, que lucharon contra osos y toros en arenas antiguas, el Mastín no tiene características de perros de pelea. Sin embargo, la naturaleza tranquila y reservada de estos enormes perros no significa falta de coraje.

Por el contrario, en situaciones en las que el Mastín siente que sus dueños están en peligro, no duda en enfrentarse al posible agresor. Aún así, el mastín solo ataca en caso de emergencia. En tales situaciones, los perros de esta raza pueden herir gravemente al agresor.

El Mastín, un perro guardián y familiar

La impresionante apariencia de estos gigantes combinada con su autocontrol y equilibrio emocional los hace ideales para los deberes de guardia. De hecho, en Inglaterra, el mastín se utiliza a menudo como perro guardián.

Por otro lado, en los países donde esta raza es más rara, el Mastín es sobre todo un perro de familia dada su personalidad jovial y su cariño por las personas.

Incluso sus enormes dimensiones no le impiden acurrucarse cerca de los dueños para recibir golosinas.

La notable capacidad de aprendizaje del Mastín

Es sencillo adiestrar a un Mastín por su deseo de agradar y el cariño que siente por sus dueños. Sin embargo, estos perros son inteligentes y pueden tomar decisiones por sí mismos.

Por lo tanto, no debe esperar una obediencia ciega de su mastín. Sin embargo, estos enormes perros no suelen mostrar un comportamiento agresivo o rebelde, por lo que los propietarios no tienen por qué preocuparse.

Por el contrario, la personalidad cariñosa de los Mastines hace que la vida familiar sea muy agradable y divertida. Se trata de perros muy sensibles, que tienen cuidado al tratar con niños o ancianos. Además, viven en paz con otros perros u otros animales.

Cabe destacar que los mastines necesitan tiempo para construir una relación armoniosa y cercana con las personas que describimos aquí. A pesar de ser bondadosos y tranquilos, los mastines tienden a mantener cierta distancia con los extraños.

Pero una vez que se construya la relación de confianza, el corazón de estos gigantes estará con su familia para siempre.

Mastiff: os cachorros precisam de uma educação consistente

 

Necesidades y cuidados del mastín: espacio y atención de los propietarios

Además de una dieta saludable y visitas regulares al veterinario, los mastines no prescinden de ejercicio físico. Entonces, lo ideal es tener una casa con un gran jardín donde pueda jugar y correr a su antojo.

Sin embargo, los juegos en el jardín no reemplazan los paseos diarios. Es importante enfatizar que el ejercicio regular es absolutamente esencial para una vida saludable.

Igualmente esencial para un mastín es estar en compañía de sus dueños. Es una raza de perros muy cariñosos que necesitan que sus dueños se sientan bien. Por lo tanto, estos perros no deben vivir en perreras.

Una educación constante y amorosa

Los mastines son perros sensibles, por lo que durante el entrenamiento no debes gritar ni adoptar posturas más bruscas. Este tipo de comportamiento puede asustar a tu mascota y comprometer el entrenamiento.

Por lo tanto, trate a su mastín con calma y amor sin olvidarse de alabarlo. Una educación constante es esencial para que su mastín crezca feliz y bien integrado en la familia.

A los mastines les encanta complacer a sus dueños y por eso les gusta saber qué hacer. Una educación sin reglas claras confundirá este fanatismo.

Otro aspecto importante de la educación de su mastín es el período de socialización. Por lo tanto, al comprar su mastín, asegúrese de que haya tenido contacto con otros perros, gatos, niños, en actividades cotidianas.

Y a pesar de su tamaño, estos perros son extremadamente fáciles de enseñar y entrenar. Es por eso que su personalidad naturalmente tranquila, su empatía con los niños y sus fuertes instintos protectores hacen de estos perros una excelente opción para la familia, así como para guardián o un asistente de terapia.

Cuidado del pelo: ¡nada más simple!

El tamaño de estos perros naturalmente desalienta a los propietarios potenciales y, después de todo, necesitan mucho espacio. Sin embargo, los mastines no son exigentes en lo que respecta al cuidado del cabello.

Un cepillado es suficiente para dejar limpio el pelaje corto de estos patudos y, además, les encantan las sesiones de cuidados.

Las partes que requieren más cuidados son los pliegues de la piel, donde pueden alojarse plagas y suciedad. Por lo tanto, debe examinar y limpiar estas áreas con regularidad para prevenir infecciones.

Salud del mastín

En términos de salud, esta raza es robusta y saludable. Los mastines tienen una baja probabilidad de desarrollar enfermedades genéticas.

Sin embargo, al igual que otros perros grandes, pueden tener displasia de cadera. También hay algunos que desarrollan enfermedades del corazón, pero el porcentaje también es bajo.

Los mastines también tienen cierta tendencia a tener torsión gástrica. Para evitar este problema, es mejor darle varias comidas a lo largo del día. Además, una dieta equilibrada contribuye naturalmente a una vida sana.

¡Cuidado con el sobrepeso!

Teniendo en cuenta que los mastines son perros pesados ​​por naturaleza, es importante que no desarrollen exceso de peso. El peso extra ralentiza el perro y tensiona los huesos, lo que a su vez puede dar lugar a otras enfermedades.

Sin embargo, hay varios factores que influyen en la cantidad de alimento que necesita un perro, como la edad, el estado de salud o el nivel de actividad. Por tanto, la alimentación debe cubrir las necesidades específicas de cada perro.

Además de la comida seca o húmeda, en la actualidad existen dietas alternativas para perros, como la comida cruda o BARF. En este tipo de dieta, comen principalmente carne cruda, de acuerdo con su dieta original.

Sin embargo, debes conocer las necesidades nutricionales de tu perro para darle la comida adecuada. Por eso es recomendable hablar con su veterinario.

Historia del Mastín: de perro de pelea a gigante apacible

Los expertos discrepan sobre el origen de estos perros debido a aspectos como el color del pelaje, entre otros. Y de hecho, el origen del Mastín aún no está completamente establecido.

Durante el Imperio Romano, los perros grandes y pesados, de apariencia similar al Mastín, se utilizaron como perros de pelea y también en la guerra.

Se cree que los pueblos celtas y normandos posteriores los habrían llevado a Gran Bretaña, país oficial de origen de esta raza.

Sin embargo, según otra teoría, el mastín es un descendiente directo de los antiguos Molosos originarios de Grecia. Los perros habrían llegado a Gran Bretaña a bordo de barcos mercantes de Epiro y Macedonia.

Una tercera teoría sostiene que el mastín desciende del mastín tibetano. Finalmente, una cuarta teoría sostiene que el mastín es una raza de perro autóctona de Gran Bretaña y que se desarrolló de forma natural sin intervención humana.

Hasta ahora solo se ha descartado la teoría de que el mastín desciende del mastín tibetano.

Mastiff: um cão grande e gentil

Artículo anteriorTerranova

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...