Kelpie australiano

Activo, inteligente y sensible. Con estos rasgos de personalidad, la Kelpie australiana es, sin duda, una excelente compañera. Sin embargo, la verdadera pasión de este perro pastor es su trabajo como pastor.

Características de la raza Kelpie australiano

Sucede, hoy en día, que en la cría de perros de esta raza, su trabajo con el ganado no está presente. El Kelpie australiano se caracteriza, sin embargo, por su vitalidad, resistencia y capacidad física. Es un perro tenaz, ágil y con una personalidad que, con la educación y el trabajo adecuados, puede resultar bastante tranquilo, manso y obediente. Al hacer suficiente ejercicio y actividad física, el Kelpie australiano puede ser un gran perro de familia. Aman a los niños y están muy apegados y leales a la familia. Frente a extraños, muestran cierta sospecha, aunque en realidad no son un perro guardián, a pesar de su atención y valentía. Son extrovertidos y se relacionan bien con otros perros y, por lo general y después de una fase de adaptación, convivir con otros animales es muy tranquilo.

Características físicas y apariencia del Kelpie australiano

El Kelpie australiano es un perro de raza mediana, astuto como un zorro, cuya estructura física se asemeja a la de este animal. Sus ojos tienen forma de almendra y la nariz es prominente. En momentos de actividad, su cola permanece recta; de lo contrario, suele estar inclinado y ligeramente curvado. El pelo corto del Kelpie se divide en una capa inferior de pelo corto y denso y una capa superficial, esta de pelo liso y duro. La capa inferior protege a la raza de las temperaturas extremas, tanto del frío como del calor, y es impermeable, gracias a la capa superficial contigua. El pelaje de Kelpie viene en varios colores, y aunque la mayoría de los animales de esta raza que se crean actualmente tienen un solo color, la paleta de colores de su pelaje puede variar desde el negro al negro pardusco, pasando por tonos azulados, rojizos y pasando al marrón cobrizo. ,

Historia y orígenes del Kelpie australiano

El pelaje de sus antepasados ​​era negro pardusco. En 1870, los Rutherford, una familia escocesa, emigraron a Australia, llevándose con ellos seis perros Collie, en tonos negros y marrones. Estos perros pastores, que en Escocia se conocían simplemente como collies, despertaron el interés de los pastores de ovejas australianos gracias al excelente trabajo que realizaban como perros pastores. Fue a partir de ese momento que comenzaron los cruces con otros perros pastores, especialmente ingleses. De uno de estos cruces nació una hembra, apodada Kelpie, que en gaélico significa «espíritu de agua». Kelpie fue el ganador de un concurso de pastoreo en 1873, lo que aumentó la demanda de estos animales … ¡y nació una nueva raza! Aunque, No fue hasta 1902 que se establecieron los primeros estándares de raza para los llamados Kelpies australianos. 87 años después, en 1989, estos ejemplares son finalmente reconocidos por la Federación Cinológica Internacional como una raza independiente.

Salud del Kelpie

Si bien su pariente más cercano, el «Kelpie trabajador» o Kelpie trabajador, solo se cría para pastorear y guiar ganado, sin embargo, en la cría de Kelpies australianos existen, sin embargo, otros criterios más relevantes. Desde hace algún tiempo, el color, la apariencia y el éxito en los concursos han sido factores importantes y decisivos para muchos criadores, hasta el punto de que el Kelpie australiano se denomina actualmente Contest Kelpie o «show Kelpie». Desafortunadamente, el hecho de que en el fondo sea un perro de trabajo, igualmente activo, ágil y animado como el Kelpie trabajador, parece haberse quedado en el camino. Afortunadamente, muchos criadores en Europa son conscientes de la importancia que tienen para estos perros factores como el ejercicio, la salud, la capacidad física y el entretenimiento. Es cada vez más frecuente ver kelpies australianos en competiciones deportivas. No solo están entusiasmados con deportes como agilidad , obediencia, frisbee o flyball , ya que también son excelentes perros de rescate, detección de drogas o explosivos y perros de asistencia. Para los criadores, la condición física del Kelpie australiano es tan relevante como su carácter. Es por eso que los criadores no están interesados ​​en perros que son, por ejemplo, miedosos o agresivos.

El Kelpie australiano se considera un animal muy sano, pero cada perro de cría se somete a controles veterinarios exhaustivos. Además de los tratamientos de salud contra ectoparásitos y endoparásitos, también se monitorea la presencia de enfermedades transmisibles. En la mayoría de los países, se pueden realizar exámenes de las articulaciones de la cadera y el codo para descartar problemas como la displasia.

Cuidados del Kelpie australiano

El Kelpie australiano normalmente no requiere mucho cuidado. Sí, es necesario realizar tratamientos de desparasitación y antiparasitarios con frecuencia, lo que no debe sorprender a los dueños, porque a estos perros les encanta estar al aire libre. Esta raza no requiere cuidados tan exigentes con las pieles como otras razas; como tiene una capa corta, un cepillado regular es suficiente para eliminar el polvo y la suciedad.

Kelpies australianos, amantes de las largas caminatas

Sin embargo, educar y mantener a los perros tan activos requiere cierto esfuerzo, ya que la actividad y el movimiento son esenciales para ellos. Los Kelpies australianos son pura energía, aman las largas caminatas y necesitan pasar mucho tiempo al aire libre. Como es natural, a los perros activos y temperamentales no les va particularmente bien en apartamentos y son más adecuados en casas con grandes jardines. El ejercicio es esencial, pero no suficiente por sí solo y, dada su inteligencia, a esta raza le gusta trabajar, deben entrenar su cuerpo y mente. Se les considera perros independientes y buscan significado en las órdenes que reciben; no les gustan los ejercicios estúpidos y repetitivos y tratarán de encontrar lo que les resulte más lógico, aunque esto no siempre se corresponda con los deseos de sus dueños.

Adiestramiento de los Kelpies Australianos

Aunque son perros que aprenden fácilmente, no se equivoquen: ¡educarlos no es una tarea fácil! Su carácter inteligente, combinado con un fuerte sentido de independencia, requiere creatividad y coherencia en su creación y educación.

 

Si aceptas tu temperamento y necesidad de ejercicio y si estás dispuesto a dedicar tiempo a tu educación y ocio, entonces el Kelpie australiano es el compañero ideal para ti, sumamente fiel y cariñoso y juntos lo pasaréis excelente. A los Kelpies les encantan los mimos y los besos; no te preocupes, ¡estos perros hacen mucho más que contar ovejas!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...