Hiperhidratación en perros

 

¿Hace calor y quieres que tu perro se refresque en una presa o en un lago? No hay problema mientras no beba mucha agua, porque en estas situaciones los perros pueden hiperhidratarse.

En este artículo explicamos cómo se produce la hiperhidratación en los perros y cómo actuar ante una emergencia.

¿Qué es la hiperhidratación en los perros?

Especialmente en los días calurosos de verano, es importante que los perros beban mucha agua. Pero beber demasiada agua puede tener consecuencias.

Al contrario de lo que muchas personas pueden pensar, los síntomas de su perro después de beber agua no son el resultado de toxinas u otros patógenos presentes en el agua.

El problema radica en el desequilibrio de líquidos en el cuerpo del perro. Es decir,  ingiere una cantidad de agua mayor a la que se elimina provocando un desequilibrio de electrolitos.

En estas situaciones, los veterinarios consideran que los perros entran en un círculo vicioso, la denominada hiperhidratación.

Primeros auxilios en caso de hiperhidratación

La hiperhidratación en perros es una emergencia. Por lo tanto, siga los siguientes pasos para controlar la situación y evitar problemas más graves.

  1. Asegúrese de que su perro no beba más agua después de eso.
  2. Proporcione a su mascota electrolitos en forma de alimentos salados como galletas saladas.
  3. Lleva a tu perro al veterinario lo antes posible.

¿Qué sucede en caso de hiperhidratación?

La hiperhidratación en perros es el resultado de una ingesta excesiva de agua y el consecuente desequilibrio de electrolitos.

Exceso de agua

Cuando su mascota ingiera cantidades normales de agua, se almacenará en las células y en los espacios entre ellas.

Los procesos normales del funcionamiento corporal hacen que el agua y sus electrolitos, como la sal y otros minerales, se distribuyan uniformemente por los órganos y el cuerpo.

Pero cuando el perro está jugando en una presa e ingiere demasiada agua, las células no pueden almacenarla toda. Luego, el agua fluye hacia los vasos sanguíneos.

Pero como los riñones no pueden filtrar el exceso de agua a tiempo, las células terminan reteniendo el agua, formando un edema. Este fenómeno es particularmente grave en órganos como el cerebro o el hígado.

Desequilibrio de electrolitos

Los electrolitos son minerales como el sodio, el potasio o el calcio que juegan un papel fundamental en el buen funcionamiento del organismo.

Entre otras funciones, los electrolitos son esenciales para la actividad cardíaca, muscular y nerviosa.

Cuando un perro bebe demasiada agua, se produce un desequilibrio de electrolitos.

La concentración de sodio, o más específicamente cloruro de sodio (sal) se ve especialmente afectada por el exceso de agua.

Como resultado, las funciones vitales de su mascota pueden verse gravemente afectadas.

¿Cuáles son los síntomas de la hiperhidratación?

Si nota los siguientes síntomas en su perro, es probable que esté experimentando una situación de hiperhidratación:

  • Cansancio y negativa a moverse.
  • Rechazo de comida y agua.
  • Aumento de la salivación, sibilancias y vómitos.
  • Cambios neurológicos por formación de edemas: dilatación pupilar, mareos y dificultades en la coordinación motora, es decir, se tambalea y puede caer.
  • Contracciones y espasmos musculares.
  • Pérdida de control sobre esfínteres.
  • Pérdida de consciencia.

Importante : los síntomas de la hiperhidratación en los perros varían mucho. Por tanto, no es necesario observar todos los síntomas descritos anteriormente para determinar que se trate de una hiperhidratación.

Pero es importante enfatizar que esta condición puede ser fatal. Por tanto, este problema de salud debe considerarse una emergencia.

La hiperhidratación en perros es una emergencia. Solo el veterinario puede restablecer el equilibrio de agua y electrolitos en el cuerpo y así evitar problemas más graves.

¿Cuál es el tratamiento para la hiperhidratación en perros?

Si tu perro está hiperhidratado es urgente llevarlo al veterinario. En el consultorio, el veterinario adopta los siguientes procedimientos para restablecer el equilibrio de agua y electrolitos en su mascota:

  • Administración de medicamentos que favorezcan la eliminación de agua, es decir, diuréticos.
  • Administración de electrolitos según los valores presentados en un análisis de sangre.

Es sumamente importante que el veterinario mantenga al perro en observación durante algún tiempo.

Dado que los efectos más graves de la hiperhidratación aparecen entre 4 y 9 horas después de la ingestión masiva de agua.

¿Qué perros corren mayor riesgo de hiperhidratación?

De hecho, los perros adultos tienen más probabilidades de estar deshidratados que sobrehidratados.

Sin embargo, los cachorros y los perros más pequeños corren realmente el riesgo de desarrollar hiperhidratación, ya que el cuerpo absorbe el agua más rápidamente.

Los perros con poco tejido adiposo también son más ricos porque la grasa ayuda a almacenar el exceso de agua.

¿Cómo puedo prevenir la hiperhidratación en mi perro?

Es un hecho que los perros necesitan agua fresca en los días calurosos. Pero una visita a la playa, jugando con el aspersor automático del césped o una piscina puede ser la solución para que tu perro se refresque.

Para que se divierta junto al agua sin correr ningún peligro, sigue estos consejos:

  • Cuando su perro esté jugando en el agua, no lo pierda de vista. Sea particularmente consciente de los cambios en su comportamiento.
  • No dejes que juegue en el agua durante largos períodos de tiempo. Además, cuando salga del agua, dale mucha oportunidad de orinar y así eliminar el exceso de agua.

¿Te resultó útil este artículo?

Deja un comentario