Dogo canario o perro presa canario

 

¿Perro de ataque agresivo o un perro de familia muy juguetón? En cuanto a Dogo Canario, las opiniones están divididas. Y la verdad es que ningún perro nace como animal de pelea, para que esto suceda es necesaria la intervención humana. Es responsabilidad de los criadores y propietarios resaltar las características positivas del gran danés.

Personalidad del Dogo Canario

Según la Federación Cinológica Internacional (FCI), el Dogo Canario entra en la categoría de perros Moloso, bajo el número estándar 346. Su comportamiento agresivo debe ser considerado como un defecto en el trabajo. Los animales agresivos o temerosos no son adecuados para la reproducción.

Básicamente, el Dogo Canario es una raza equilibrada y muy tranquila, con una enorme sensación de protección, que se puede controlar a través de un formación adecuada y educación constante. Su sangre fría y su seguridad en sí mismo, combinados con una desconfianza innata hacia los extraños, lo convierten en un buen perro guardián.

Al contrario, con la familia, es un animal amable y dócil. A pesar de la profunda conexión con su maestro, es leal y dulce con los demás miembros de la familia. Una vez integrado en la familia, el Dogo Canario será fiel hasta el final. Su naturaleza robusta y resistente la convierte en una raza sencilla y en un socio protector y confiable.

Es un animal que muestra inmediatamente sus intenciones. La falsedad es algo que no conoces con ellos. Con su ladrido típicamente fuerte y profundo, muestra su temperamento vigoroso.

Características físicas del perro presa canario

Las características del Dogo Canario que se destacan son su cuerpo majestuoso y fuerte y su cabeza maciza, fuerte y cúbica, que no dejan dudas sobre su conexión con los perros tipo Moloso. Con una altura de los hombros entre 61 y 66 cm y un peso máximo de 65 kg, los machos impresionan a cualquiera.

Pero las hembras no se quedan atrás: ¡su altura de los hombros entre 56 y 62 cm y un peso que varía entre 40 y 55 kg puede ser aterrador! Su tamaño monumental y su cuerpo musculoso y poderoso imponen respeto. Sin embargo, algunas personas pueden sentirse amenazadas, especialmente aquellas que desconocen esta rara raza y la personalidad pacífica y amistosa que acecha detrás.

A pesar de su forma física y pesada, Dogo Canario no tiene nada complicado en su personalidad. Su físico bien proporcionado demuestra un gran vigor y agilidad. Sus movimientos son ágiles, suaves, casi elegantes. La longitud de su cuerpo excede el ancho de sus hombros, y esto se nota especialmente en el caso de las mujeres. La cabeza está solo ligeramente por encima de la espalda.

El Dogo Canario tiene una gama de colores muy diversa. La variedad de colores de su pelaje manchado varía desde el cálido marrón oscuro hasta el gris pálido y el rubio claro. Se permiten todos los tonos, desde el más claro al más brillante.

Pueden aparecer manchas blancas en las zonas del pecho, cuello y garganta, donde, según los estándares de la raza, su presencia es muy deseada por los criadores. La máscara Dogo Canario es negra en todos los colores.

Su pelo liso y corto sin un manto inferior tiene un toque rústico y es áspero y duro. En las orejas, que todavía se cortan en España, su país de origen, el pelo es muy corto y fino. Por otro lado, es un poco más largo en la zona de los hombros y en la parte posterior de los muslos.

La cola, que es ancha en la base y estrecha en la punta, no debe extenderse más allá de las articulaciones del tobillo. Si el animal no está en estado de alerta, la cola tiene una ligera curva en la parte superior, permaneciendo erguida, en estado de alerta.

Dogo canario o perro presa canario

Historia: los orígenes del dogo canario

Como su nombre indica, el Dogo Canario es originario de España, más concretamente de las Islas Canarias. El Bulldog Español es uno de sus antepasados ​​y habrá sido utilizado para varias tareas en la Edad Media, en España. El Bulldog Español, al que se hace referencia en los escritos antiguos como «Alano», se utilizaba tanto para animales de caza, como para pastorear ganado y también como perro guardián.

Este tipo de animal también se utilizó en las tradicionales peleas de perros y contra toros. El viejo alano español fue muy apreciado por la nobleza a finales de la Edad Media, especialmente como perro de caza, ya que sorprendió a sus dueños con osos, ciervos y jabalíes. Su reputación de animal valiente lo convirtió en un perro de guerra, donde no solo tenía que vigilar las tiendas de los soldados, sino también atacar al enemigo, equipado con una armadura de púas hiriendo gravemente a soldados y caballos.

En los siglos XVI y XVII, estos animales fueron llevados por los conquistadores españoles a América Latina. La ubicación sumamente favorable de Canarias sirvió de punto intermedio para los colonialistas y, por tanto, muchos perros de esta raza acabaron por quedarse en la isla. Y aquí es donde se encuentran las bases de la genética de lo que hoy se conoce como Dogo Canario.

Se sospecha que se habrá producido el cruce entre el perro autóctono de la isla, el «majorero», y el alano español. En Canarias, donde había poca caza y ninguna batalla, estos ejemplares se utilizaban mayoritariamente como perros guardianes y pastores. Los instintos de caza y lucha fueron colocados progresivamente en un nivel secundario, mientras aumentaba la cría y la demanda de estos perros, combinando su resistencia con su carácter vigilante.

Evolución: pasado y presente del dogo canario

En Canarias, el Dogo Canario todavía se utiliza hoy como perro guardián y vaquero. Gracias a su excelente labor de custodia de numerosas propiedades rurales, se hizo tan popular que el gobierno lo declaró símbolo natural de Canarias. En los años setenta del siglo XX, los españoles comenzaron a dedicarse a la cría regular de su «perro nacional».

En la década de 1980, la cría estaba tan avanzada y organizada que se crearon varias asociaciones y se organizaron exposiciones de esta raza. Y el nombre de esta majestuosa raza cruzó rápidamente las fronteras españolas. Sin embargo, existe un gran malentendido en cuanto al nombre que se le debe atribuir a la raza: Presa Canario, Perro de Presa Canario, Perro de Presa Español, Bulldog Español, Dogo Canario o simplemente Alano son algunos de los nombres que todavía se utilizan en la actualidad.

En 2001, según los estándares de la FCI, por los que finalmente se reconoció a Dogo Canario en 2011, la personalidad de “Packer” ya no tiene sentido. Esta restricción a los estándares raciales de la FCI significó que varios continuaron criando a sus animales de acuerdo con sus propias reglas, bajo el nombre de «Presa Canario». El Ministro de Agricultura español reconoció a la Presa Canario como raza.

A diferencia de Presa Canario, y según las reglas de la FCI, el Dogo Canario se conserva su personalidad tranquila y equilibrada. Aún así, gracias a su confianza en sí mismo y su atención, es un excelente perro guardián, mientras que su prudencia lo convierte en un compañero adecuado para las familias.

De hecho, es precisamente esta combinación de un físico poderoso e incluso amenazante con un carácter dulce lo que explica la creciente fascinación por Dogo Canario, que, por supuesto, se traduce en una mayor demanda de la raza.

Pasado y presente dogo canario o perro presa canario

Alimentación del dogo canario

Independientemente de la raza, todos los perros necesitan una dieta rica en carne. La comida para perros debe seleccionarse de acuerdo con el peso, la edad y las características de su mascota. En caso de duda, consulte con su veterinario.

Actitud y educación del perro presa

Si bien Dogo Canario no está clasificado en ningún país como perro de pelea, hay que tener en cuenta algunos aspectos en cuanto a su actitud. No olvidemos que esta raza es bastante protectora, lo que puede ocasionar problemas si no recibe la educación correcta. Este perro, con tendencia a dominar y actuar de forma independiente, necesita un dueño experimentado y coherente, que sepa hacerse cargo de cualquier problema y controlarlo.

La educación de Dogo Canario debería comenzar lo antes posible. Como perro, ya debe haber asimilado una serie de reglas y reconocido la autoridad en casa. A través de la socialización a una edad temprana, que debe comenzar con el criador, el animal debe aprender a controlarse en determinadas situaciones cotidianas, para evitar peleas con la gente, ya sea en el contexto de un juego o de alegría, lo cierto es que solo por su tamaño el Dogo Canario podrá derribar a un hombre.

Los animales de esta raza no deben vivir en espacios reducidos bajo ninguna circunstancia. Deben tener mucho espacio a su disposición. Además de los recorridos extendidos, juegos como buscar y lanzar con las pelotas son imprescindibles.

Si estás decidido a comprar un Dogo Canario, nuestro consejo es que te informes con antelación sobre su comportamiento, educación y cuidados. Un criador profesional debe saber cómo responder a todas estas preguntas.

Danos tu opinión. ¿Te ha sido útil este artículo?

Artículo anteriorHovawart
Artículo siguienteAmerican Bully XXL

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...