Desparasitación interna en perros

Los huevos y las larvas de parásitos internos están prácticamente en todas partes. Es por eso que no podemos proteger completamente a nuestro perro contra las infestaciones.

Y cada vez que atrapa parásitos, comienza un círculo vicioso potencialmente peligroso. Por tanto, la desparasitación interna en perros es un procedimiento imprescindible.

Desparasitación en perros: ¿cuál es la importancia de este procedimiento?

Los gusanos están por todas partes. Por lo tanto, durante las caminatas diarias, su patudo se encontrará con posibles fuentes de infestación. Las principales fuentes de parásitos son: otros perros infectados, heces y roedores.

Desafortunadamente, en la primera etapa las infecciones internas pasan desapercibidas, ya que los perros no muestran ningún signo de enfermedad.

Y esa es una de las razones por las que las infestaciones en interiores son tan graves.

Cada día crece la cantidad de parásitos con un impacto igualmente creciente en la salud de su perro. Y así, si no se hace nada, el resultado es una infestación grave y generalizada.

Sin embargo, puede prevenir situaciones graves desparasitando regularmente a su perro.

Además, los parásitos internos no son solo un peligro para su perro. Por lo tanto, los humanos y otros animales que entran en contacto con un perro infectado también pueden contraer estos gusanos.

Los niños y las personas con sistemas inmunitarios debilitados son los más vulnerables a las infestaciones parasitarias.

¿Cuáles son las señales de que su perro tiene parásitos?

Inicialmente, su perro no muestra signos. Sin embargo, a medida que los gusanos se reproducen, el cuerpo comienza a reaccionar. Los principales signos de infestación son:

  • Perdida de peso
  • Vomito
  • Diarrea
  • Mala condición física general
  • Anemia
  • Obstrucciones intestinales y biliares (¡estos problemas pueden ser fatales!)

Finalmente, es importante enfatizar que no se puede saber si su perro tiene una colonia de parásitos observando las heces.

Estos solo llevan huevos o larvas que no se pueden ver a simple vista. Si puede ver los gusanos en las heces, la infestación ya es muy grave.

Por ello, es muy importante prevenir este problema realizando desparasitaciones internas en perros con regularidad.

Desparasitación interna en perros: ¿cuál es la frecuencia correcta?

Los veterinarios aconsejan realizar análisis de heces cuatro veces al año. De esa forma pueden estar seguros de que su perro no tiene parásitos internos.

Alternativamente, puede darle un desparasitante cuatro veces al año. También debes tener mucho cuidado. Debe dar la primera desparasitación interna a las dos semanas de edad.

Sin embargo, es mejor coordinar el programa de desparasitación con su veterinario, ya que el estilo de vida de los perros también es un factor importante.

Entonces, si su perro camina solo o tiene amigos perros que no pertenecen a la familia, el riesgo es mayor. El riesgo de contraer parásitos internos también aumenta si su perro sale a cazar o come presas.

¿Cómo funciona la desparasitación interna en perros?

Los medicamentos antiparasitarios contienen ingredientes que combaten los gusanos en todas las etapas de la vida. Además, evitan que los gusanos adultos pongan más huevos.

También existen medicamentos que combaten tipos específicos de parásitos internos, mientras que otros son de amplio espectro.

Por ejemplo, un desparasitante de amplio espectro combate las lombrices intestinales. Su veterinario le dirá qué medicamento es mejor para su perro.

¿Cómo desparasitarlo?

La desparasitación interna en perros se puede realizar de varias formas. Los medicamentos son generalmente para administración oral y pueden estar en forma de tabletas, pasta o líquido.

Por lo tanto, el medicamento se administra directamente en la boca o se mezcla con la comida. Además, algunos de estos medicamentos son de dosis única, mientras que otros deben tomarse durante varios días.

Para aquellos peces gordos que se niegan a tomar el medicamento por vía oral, existen alternativas.

Los desparasitantes spot-on se aplican directamente sobre la piel y se absorben inmediatamente, por lo que son muy efectivos. Finalmente, la dosis depende del peso del perro.

Los desparasitantes internos han pasado por una evolución significativa y son bien tolerados en la mayoría de los casos.

Se pueden administrar a perros de todas las razas y son seguros para todas las edades. Incluso las perras embarazadas o lactantes pueden tomar estos medicamentos.

Artículo anteriorEnvenenamiento en perros
Artículo siguienteGiardiasis canina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...