Dermatitis en perros tratamiento casero

En los perros, la dermatitis se presenta como una inflamación de la piel que se produce generalmente por una reacción alérgica.

En relación a su tratamiento veterinario, consiste en el uso de un champú especial de acuerdo el tipo de dermatitis y, en determinados casos, medicación.

También pueden ser aplicados de manera complementaria, ciertos remedios naturales que ayudarán a acelerar su proceso de curación aliviando el picor que dicha afección produce

Dermatitis en perros tratamiento casero

Algunas recomendaciones antes de la aplicación de los remedios 

Siempre la primera acción será acudir al veterinario y de esta forma confirmar que el animal padece un cuadro de dermatitis, pues se debe determinar qué tipo para luego y cómo una manera de complementar tratamiento, se pueden aplicar los productos que a continuación se comparten para aliviar considerablemente los síntomas más comunes de la dermatitis como lo son: el picor, la irritación o las posibles heridas.

Los principales síntomas de la mayoría de dermatitis son:

  • Picor y rascado excesivo que puede llevar al animal, incluso, a morderse.
  • Heridas y costras en la piel por el rascado.
  • Piel enrojecida e irritada.
  • Zonas sin pelo.
  • Inflamación de la piel.
  • En los casos más graves, úlceras.

Una vez que se ha confirmado que el animal padece de dermatitis, es recomendable mantener presente las siguientes medidas:

  • Usar guantes para aplicar cualquier producto, especialmente si hay heridas porque podrían infectarse.
  • Utilizar gasas estériles nuevas para cada aplicación.
  • Mantener una correcta higiene del hogar y los utensilios que vayamos a utilizar.
  • Intentar encontrar el alérgeno que produce la reacción alérgica para evitarlo.

Si bien, las dermatitis más comunes son la atópica, la seborreica y la de contacto, los remedios han sido pensados para tratar estos tipos, no obstante, para cada uno de ellos se explican las propiedades y usos, para ser aplicados en otros casos.

Aceites naturales para aplicar en la dermatitis atópica en los perros

Dermatitis en perros tratamiento casero

Este tipo de aceites ayudan a hidratar la piel que se ha dañado, esta seca o delicada, reparando, tonificando y devolviendo la suavidad y tersura. 

Aceite de almendras:

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes este aceite se encuentra especialmente indicado para tratamiento de todo tipo de problemas cutáneos, como por ejemplo: los eccemas o la irritación que produce la dermatitis atópica o las heridas producto del excesivo rascado.

Para usar dicho producto, sólo hay que humedecer una gasa estéril con este aceite y frotar suavemente la zona afectada, y siempre evitando que el perro se lama después.

Aceite de borraja:

Está planta medicinal es dermoprotectora, y su uso externo por medio de su versión en aceite o la elaboración de cataplasmas con las hojas puede ayudar a minimizar el picor y la inflamación, aliviando los síntomas generales de la dermatitis atópica.

Solo hay que aplicar con una gasa el aceite sobre las partes que se han dañado dejando actuar unos 5-10 minutos.

Es posible encontrar el aceite en herboristerías o en las tiendas que se especializan en productos naturales, aunque si no se encuentra, se puede usar la opción del cataplasma que se hace al trocear y hervir un puñado de hojas, para luego dejar que se entibie y aplicar la solución durante 5 minutos.

Aceite de limón:

Del limón se puede destacar entre otros, sus propiedades antioxidantes, depurativas, carminativas, digestivas y, las de antiséptico, antibacteriano, analgésico, cicatrizante e hidratante es por ello que funciona como un excelente remedio casero para la dermatitis atópica en perros siendo casi perfecto, y no lo.

Es en su totalidad porque es parte de los olores que detestan los perros es por ello que se recomienda alternar dicho remedio con otros que resulten menos «molestos».

Suelen ser diversas las maneras en las que se utiliza el limón, pero en aceite resulta una de las más eficaces.

Dermatitis en perros tratamiento casero

Si no se consigue aceite de limón, se puede preparar haciendo una infusión con su corteza retirando la cáscara, para colocarla en una bolsa de plástico con autocierre llena hasta la mitad de aceite de oliva, se cierra la bolsa y se calienta al baño María durante dos horas a fuego lento para luego dejarla reposar y utilizar el aceite para masajear las zonas que están afectadas.

Si se desea potenciar los efectos dermoprotectores y cicatrizantes, se puede añadir una gota de aceite de árbol del té a este aceite, manteniendo siempre una efectiva vigilancia en el animal para que no lama la solución. También es aconsejable una infusión de limón para lavar las partes de la piel dañadas.

Aceite de romero:

Similar a lo que sucede con el limón, pasa con el Romero, que pueden ser empleados para gran variedad  de dolencias. Si es para los perros en compañía de una dieta casera y natural, el romero resulta una de las especias que más se recomienda para condimentar las recetas.

En relación a sus propiedades, el romero es un tónico natural antiinflamatorio, antiséptico y dermoprotector, y es por ello que se ha popularizado como uno de los remedios caseros más usados para tratar la dermatitis en perros y en humanos.

Generalmente se utiliza el aceite de romero para la realización de masajes en las zonas que están dañadas para aliviar el picor y reducir la inflamación, pero también se puede usar la infusión de romero para realizar lavados e, incluso, para preparar otros remedios.

Tanto para la dermatitis seborreica como para la atópica en los perros es recomendable mezclar aceite de romero con otros aceites como el de almendras o, incluso, aceite de oliva, pues de esta manera se consigue regenerar e hidratar de mejor manera la piel.

Aceite de coco:

Si bien el aceite de coco ha logrado ganar especial popularidad dentro del campo de la cosmética, sus usos van mucho más allá, ya que se puede usar para cocinar y también para la elaboración de remedios naturales contra diferentes dolencias entre las que se encuentran los problemas cutáneos como la dermatitis, la sarna, la tiña, irritaciones, sequedad de la piel o infecciones.

El aceite de coco puede ser aplicado de forma directa sobre la piel dañada del perro para dejar que actúe, debido a que posee propiedades antisépticas, hidratantes, calmantes y anti bacterianas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...