Bichón Boloñés

Con un hocico adorable, el Bichón boloñés o Bolognese cuenta como una de las dieciséis razas caninas cuyo origen es italiano y que han sido reconocidas por el ENCI (Ente Nacional Cinología Italiana).

Hasta hace solo algunos años, y gracias a ciertos apasionados, se redescubrió la raza después de que durante los siglos pasados, tuvo un gran éxito como perro de compañía, sobre todo con las damas.

Portador de un carácter alegre y amigable, el Bichon siempre va a ser un compañero inteligente y cariñoso que llega a desarrollar un fuerte vínculo con las personas con las que pasa más tiempo.

Este es un perro cuya talla es pequeña por lo que se considera del grupo de los perros Toy, de color blanco, y con un hermoso manto blanco, aunque su estructura física es fuerte y una altura al hombro que no excede los 25 centímetros con aproximadamente 4-5 kilogramos de peso.

Bichón Boloñés

Orígen del Bichón boloñés

Esta es una raza cuyo orígenes es bastante antiguo si se considera que proviene de los perros “melitanos”, como los llegó a llamar Aristóteles, los cuáles solían viajar en barcos griegos y fenicios con la finalidad de que capturaran ratones.

Una vez que hicieron su “debut” como perro cazador de ratones, y siendo el ideal en barcos debido a su pequeño tamaño y por sus pocas necesidades alimenticias, el perro boloñés rápidamente llegó a convertirse en un perro perfecto.

Esta raza también fue adorada sobre todo por las mujeres, en particular por las de origen romano: todavía es posible admirar gran número de jarrones y diferentes muebles en donde fue presentado el pequeño perro Bichón boloñés acompañando  a sus dueñas.

Debido a su nombre, se tiende a pensar que su origen sea la ciudad italiana de “Bolonia”, y en el caso de otros, es la “Boulogne” francesa. No obstante, el gran éxito del Bolognese dentro de las cortes de toda Europa se llegó a producir durante los años 1200, cuando se convirtió en uno de los perros más populares entre los nobles y los aristócratas.

La familia Gonzaga, así como la marquesa de Pompadour, quien era amiga del rey Luis XV (que lo adoraba) y la emperatriz de Rusia, Catalina la Grande, contaban con tenían especímenes de perros boloñeses.

Incluso Felipe II, al recibir un espécimen de Bichon boloñés por parte del duque d’Este, llegó a declarar que se trataba del regalo más real que podía ofrecerse a un emperador. En la actualidad, es una raza bastante popular, incluso en Rusia, donde hizo su entrada en el siglo XVIII.

Es imposible no encontrar representaciones pictóricas donde haya un perro boloñés, en obras de artista como Brueguel, Tiziano, Goya, Watteau, Bosse; Paul Scarron, quien es el brillante autor de origen francés de obras burlescas, quien además escribió una novela que por entero estaba dedicada al perro de su hermana.

Carácter del Bichón Boloñés

Carácter del Bichón Boloñés

En relación al Bichón boloñés este cuenta con un excelente carácter: es dócil, obediente, alegre y juguetón, y siempre va en busca de su dueño para pasar tiempo con él, aunque es capaz de adaptarse incluso a familias que son  más “tranquilas” como en el caso de las personas mayores.

Es un animal inteligente y leal si lo adiestran. Y no es hiperactivo o demasiado tímido como otros bichones.

Aprende con bastante rapidéz, aunque el Bichón boloñés puede llegar a convertirse en un perro bastante terco si no se encuentra satisfecho, es por ello que será mejor que se les enseñe de inmediato quién es el líder, deberás ser la guía que necesita, ya que dicho perro cuenta con una excelente capacidad para descubrir todos tus “puntos débiles” y los utilizará cuando será necesario.

Es un animal que ama el contacto humano y del mismo modo la compañía de otras personas, le da vida a una relación bastante sólida con su dueño, cuya atención siempre va a buscar.

Incluso se sabe que los Bichones boloñeses con extraños llegan a ser perros amistosos, siempre y cuando se encuentren acostumbrados desde pequeños a la presencia de personas.

Necesidadesdel Bichón Boloñés

El boloñés siempre va a necesitar pasar mucho tiempo con su dueño, por lo que ciertamente no se trata de un perro adecuado si lo que deseas es dejarlo solo en el apartamento y durante muchas horas.

De ser así, es mejor que el Bichón boloñés tenga un compañero, incluso tomando en consideración el hecho de que se puede hacer amigo de otros perros con gran facilidad, aunque no pertenezcan a su raza.

Es de suma importancia que lo saques con regularidad a pasear porque este no es en lo absoluto un perro “de bolsillo”. Además, debes tener una atención bastante especial a su pelo, ya que este necesita aseo diario (mejor acostumbrarlo desde cachorro) y de este modo se evitan los nudos y que el pelo se enrede.

También se debe prestar atención al clima demasiado seco en casa, ya que podría dañar su manto.

Por otra parte, el Bichón boloñés es un perro que no hace la muda, o al menos la hace de una forma que es prácticamente imperceptible, sin llegar a perder mechones enteros como sí sucede con otras razas de perros.

Bichón Boloñés como Mascota

Bichón Boloñés como Mascota

En lo que se refiere a su alimentación, este come muy poco, 250 o 500 g de comida por día, aunque cuenta con una verdadera debilidad para hacerse mimar con cosas buenas, y estas siempre las aprecia mucho.

El Bichón boloñés es una excelente mascota, gracias a su carácter y el auténtico placer que siente al estar con las personas, no obstante, esto significa sofocar al dueño con sus peticiones de afecto.

Por su pequeño tamaño es el más adecuado para vivir en un apartamento, aunque no hay que olvidar que debes sacarlo con regularidad a pasear, para que pueda hacer sus necesidades.

También se comporta como un buen perro guardián, pues desarrolla una cierta territorialidad; más allá de eso, no son perros que ladran sin cesar.

Son bastante cuidadosos, y nos ofrecen una audición que está especialmente desarrollada, pero además son capaces de darse cuenta cuándo algo está mal y avisar a sus dueños.

Es de considerar que el Bichón boloñés puede vivir bien dentro de casa con su dueño, por lo que no es recomendable que viva fuera, ya que su salud puede verse afectada e incluso su estado de ánimo.

La salud del Bichón Boloñés

Afortunadamente, el Bichon boloñés se conoce como una raza de perros que llega a gozar de una excelente salud y no tiene una predisposición particular a las enfermedades genéticas.

Los únicos problemas de salud que pueden aparecer con cierta frecuencia son las oculopatías hereditarias y la dislocación de la rótula, pero estos son problemas que comparte con otras razas de perros de pequeño tamaño.

También podrían llegar a padecer de enfermedades cardiorrespiratorias y enfermedades que se deben a la longitud del pelo que cubren sus ojos, como la conjuntivitis. Con respecto al cuidado de su pelo, este debe ser cepillado al menos una vez al día ya que con ello se  previenen los nudos, por lo que resulta esencial para su pelo rizado.

Con respecto a la esperanza de vida del Bichon boloñés, se puede decir que llega de forma bastante segura hasta los 14 años, y hasta los 10 años en líneas generales sin ningún tipo de problemas; muy a menudo, un perro boloñés de 10 años es casi completamente indistinguible a un cachorro de la misma raza, también por su gran personalidad activa que continúa durante los años de madurez.

Alimentación del Bichón Boloñés

Alimentación del Bichón Boloñés

En concreto se habla de una raza de perro pequeña que es considerado principalmente un perro de compañía y suele ser reconocido por sus orejas colgantes que enmarcan su nariz curiosa y expresiva. Este es un perro inteligente y cariñoso.

El Bichón boloñés se caracteriza por un hermoso manto, suave, rizado  y todo blanco, por lo que es importante que su alimentación sea con los alimentos adecuados.

Para este perro no es de gran importancia la cantidad, sino la calidad de su comida: tal parece que el Bichón boloñés tiene un paladar fino y si en el almuerzo hay algo que no es de su agrado, entonces lo deja en el tazón. Es una raza que solo come la comida que le gusta.

Su alimentación siempre va a requerir de una atención especial: las dosis administradas al cachorro son distintas de las que se administrarán una vez que el perro es adulto. Un bichón boloñés cachorro debe comer tres veces al día porciones de comida que no pueden exceder de los 120 gramos, una vez que ya es adulto tendr[as que eliminar una comida.

Se alimenta dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche, incrementando la cantidad a 180 gramos, nunca debemos hacer que coma en una vez toda la ración de alimentos, pues llega a correr el riesgo de sufrir una torsión del estómago.

No hay que olvidar dejar un tazón de agua que esté siempre fresca al cambiarla con frecuencia, si notas que no lo toma y pone las patas adentro, significa que el agua no está limpia.

Mantener su manto blanco

Para brindarle a un Bichón boloñés un manto blanco, hermoso y brillante, tenemos que olvidarnos de comprarle croquetas industriales ya que estas contienen grandes cantidades de colorantes, maíz, salmón y mariscos que no ayudan a que se mantenga su manto blanco.

En consecuencia, es probable que el pelo del perro se torne de un color amarillento, en compañía de manchas rojas alrededor de los ojos, esto se debe a un lagrimeo y es la señal clara de una alimentación es la incorrecta.

Debes elegir croquetas naturales que contengan los mejores ingredientes con un bajo contenido de cereales, elige las de pollo, pavo, jamón, papas o guisantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...