A que edad se deja de vacunar a los perros

Si decides vivir con tu perro, lo primero en lo que debes pensar es en las vacunas y hasta que edad se vacunan a los perros. Si es la primera vez que tienes una mascota, se recomienda que estudies con anticipación qué tipos de vacunas están disponibles y en qué orden deben administrarse. La mayoría de las veces, cuando se adopta un cachorro, te dicen cuántas veces ha recibido la vacuna integral y cuál debería ser la siguiente. 

A que edad se deja de vacunar a los perros

Echemos un vistazo a los tipos y el momento de las vacunas que pueden proteger a los perros de enfermedades peligrosas y las precauciones después de la vacunación. 

Por qué es necesaria la vacunación canina

Algunos de ustedes pueden preguntarse: «¿Es obligatorio vacunar a mi perro?» Hay personas que no se vacunan por diversas razones, como por falta de tiempo de vacunación, porque no hay enfermedad, o porque están en casa. Sin embargo, los seres humanos también deben ser vacunados durante la infancia. Esto se debe a que los anticuerpos recibidos de la madre al nacer pierden protección con el tiempo. 

Lo mismo ocurre con los perros. Debido a que el sistema inmunológico aún no se ha desarrollado, la exposición a enfermedades puede ponerlo en gran riesgo. Las vacunas para cachorros previenen enfermedades a las que pueden estar expuestos los perros adultos y les dan la fuerza para luchar cuando se exponen a diversas enfermedades. También reduce las posibilidades de transmisión a humanos y otros animales. 

Tipos de vacunación

A que edad se deja de vacunar a los perros

Para saber a que edad se deja de vacunar a los perros, es importante aclarar que aunque el perro por regla general se debe vacunar en un período de tiempo mientras es un cachorro, hay vacunas que se deben seguir colocando refuerzos al pasar los años. Veamos el orden en que se deben colocar dichas vacunas.

Vacunas Requeridas 

Vacuna polivalente (DHPPi — vacunación mixta) La vacuna integral DHPPi previene las siguientes enfermedades:

 Moquillo (moquillo canino — sarampión): puede ser fatal al causar fiebre, enfermedades respiratorias, anomalías en los vasos sanguíneos, enfermedades de los ojos, enfermedades de la piel y retraso del crecimiento.

  • Hepatitis: los síntomas incluyen vómitos, fiebre, ictericia, estómago agrandado, dolor de hígado y glóbulos blancos bajos. 
  • Parvovirus: el letargo, la pérdida de apetito, la deshidratación debido a la diarrea con vómitos y el recuento bajo de glóbulos blancos pueden ponerlo en riesgo de muerte por choque. 
  • Parainfluenza (infección respiratoria aguda): Los síntomas incluyen tos, fiebre leve, secreción nasal (moco, sangre, pus) y disminución de la energía y el apetito. 
  • Leptospira: Los síntomas incluyen fiebre, letargo, dolor muscular, sed, deshidratación, vómitos, anorexia, ictericia y enfermedad ocular. La leptospirosis se puede transmitir a humanos y otros animales. 

Vacuna contra la enteritis coronavirus 

La vacuna contra la enteritis coronavirus literalmente previene el coronavirus que causa la enteritis. ¿Ese COVID-19? No, este es un tipo de coronavirus que provoca en perros infecciones similares a los del parvovirus que incluyen fiebre, anorexia, vómitos, diarrea, depresión y leucopenia. 

Vacuna contra la tos de las perreras 

La traqueobronquitis infecciosa canina es una bronquitis contagiosa, que se caracteriza por un sonido de tos intenso como si algo estuviera en la garganta, diferente de un estornudo. Si tienes un perro viejo con una enfermedad respiratoria, debes tener cuidado ya que puede progresar a neumonía. 

Vacuna contra la influenza canina (Moquillo) 

La influenza en perros, una enfermedad similar a la gripe que contraen los humanos, es una enfermedad respiratoria de fácil transmisión también conocida como moquillo. Esta enfermedad, que se presenta con frecuencia en ambientes con una gran cantidad de perros, se puede tratar fácilmente con los medicamentos recomendados por el veterinario.

Los síntomas pueden incluir secreción nasal, tos, fiebre y pérdida del apetito.

Vacuna contra la rabia 

La rabia es una enfermedad zoonótica que se transmite entre humanos y animales y causa enfermedades cerebrales agudas. Junto con el SIDA, es la enfermedad con mayor índice de letalidad, y presenta inicialmente síntomas como fiebre, dolor de cabeza, vómitos, pérdida de apetito y tos seca. Si provoca síntomas como calambres en el cuello, babeo, convulsiones y parálisis, puede ser fatal. 

Momento y secuencia de vacunación

Una vez que ya conoces cuales son las vacunas que debes ponerle a tu perro, veamos ahora cuál debe ser la secuencia y el momento en que debes colocar las vacunas y sus respectivos refuerzos para determinar a que edad se deja de vacunar a los perros.

  • 6 semanas: Vacuna mixta DHPPi + Vacuna contra la enteritis
  • 8 semanas: Vacuna Mixta (refuerzo) + Vacuna contra la enteritis (refuerzo)
  • 10 semanas: Vacuna Mixta (refuerzo) + Vacuna contra la tos de las perreras
  • 12 semanas: Vacuna Mixta (refuerzo) +  Vacuna contra la tos de las perreras (refuerzo)
  • 3 meses: Vacuna Rabia

Sin embargo, la recomendación general es que el perro consiga refuerzos anuales de la Polivalente y de la Rabia.

Lo que significa que el deber ser es vacunar a nuestros perros cada año, hacer refuerzo de dos vacunas en específico, es decir, hasta que el perro muera. 

Precauciones después de la vacunación

Si tu mascota ha sido vacunada de forma segura, se recomienda observar si presenta algún síntoma inusual. Los cachorros bebés pueden sentirse deprimidos después de su primera inyección como suele suceder con los humanos bebés que luego de una vacuna presentan fiebres. Después de la vacunación, evita bañarlo y se recomienda que el perro descnase en casa en lugar de caminar. Si es un perro adulto, es mejor dar un paseo ligero antes de recibir la inyección.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

RAZAS MÁS BUSCADAS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

QUIZÁS TE INTERESE...